viernes, marzo 03, 2006

Moraleda vs. la Verdad


"Moraleda trata de apropiarse de la visita del Papa a Valencia con motivo de la Jornada Mundial de la Familia" (ver nota)

o

"La organización del Encuentro de Familias aclara que el Papa ha sido invitado por el Arzobispado de Valencia y no por Zapatero" (ver nota)


Hace un par de días leía con asombro que el Sr. Moraleda trataba de "apropiarse" de la visita de Su Santidad, Benedicto XVI a la ciudad de Valencia, en ocasión de la Jornada Mundial de la Familia.

Realmente la situación es para quedarse como un pasmarote, porque es conocido en todos los círculos católicos que la Jornada había sido prevista ya en la agenda de Juan Pablo II, muchísimo antes de que Rodríguez posara sus anatomías en la Moncloa. Este tipo de eventos, con grandes movilizaciones de fieles, sacerdotes, monjas, con grandes despliegues de seguridad, no pueden improvisarse, y requieren de años de trabajo. Y suelen anunciarse con no menos de 2 años de antelación. De hecho, el 25 de enero de 2003, desde Roma Juan Pablo II anunció en el marco del IV encuentro Mundial de las Familias, celebrado en en Manila que el próximo encuentro "se celebraría en Valencia".

Sin embargo, el secretario de estado Moraleda, con un desparpajo sin par, dijo que "La visita responde a una petición y a una invitación del presidente Zapatero para que Su Santidad celebre un encuentro como consecuencia de unas jornadas y que pueda visitar España". Para más inri, aparentemente el inefable Paco Vázquez, alcalde (o ex-alcalde) de La Coruña y futuro embajador español ante el Estado Vaticano, llegó a asegurar que no debe olvidarse que es una carta del presidente del Gobierno la que invita al Papa a visitar España y participar en las jornadas sobre la familia.

O sea, resulta que ahora Benedicto XVI viene a visitar a Rodríguez a raíz de la invitación que le cursaran desde Moncloa, y de paso se monta un encuentro con los fieles para aprovechar el tirón del viaje... No es que Benedicto se ha limitado a ratificar su presencia en la actividad anunciada por su predecesor, Juan Pablo II, no. Faltaba más. Ni siquiera viene porque haya sido invitado por el Arzobispo de Valencia, y por los Reyes cuando lo visitaron en Castelgandolfo el verano pasado. De ninguna manera.


Nos quieren colar la absurda idea de que las relaciones entre el gobierno español y el Vaticano son buenas -tan buenas como con Estados Unidos-, y que Benedicto viene a "bendecir" los dislates de Rodríguez contra la libertad, y sus constantes ataques a la Iglesia Católica. Si yo estuviera en los zapatos de Benedicto, me imagino las ganas que tendrá el Papa-Ratzi de vérmelas con todo este atajo de impresentables anticlericales de baja estofa que sólo sueñan con convertir a España en un páramo espiritual donde sólo florezcan las mezquitas. Y no por inquietudes espirituales, sino porque quieren arrasar con todo lo que huela a libertad. Y el cristianismo ha sido la mayor fuente de libertad para la humanidad. Desde el plano espiritual hasta el político.

Mienten y manipulan sin ningún pudor. Y lo más triste es que no pasa nada... y ellos lo saben. Y por eso siguen haciéndolo. Hasta que un día alguien diga "BASTA". Creo que ese día está llegando. Y ese alguien seremos nosotros: LOS CIUDADANOS.



2 Comments:

At 9:08 p. m., Anonymous Anónimo said...

pero si españa ya noes más catolica. ¿pa que quiere este bobo solemne reunirse con el padre benedicto?

 
At 9:29 p. m., Anonymous Anónimo said...

estos no se apoderan de la gesta del Cid porque no quieren líos con sus socios musulmanes. ¡Qué morro que tienen!

 

Publicar un comentario

<< Home

Site Meter

Baby

 

 

AVISO: Este blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LSSI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio no será publicado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. El spam queda prohibido.